La concertina es un sistema de protección perimetral, elaborado con diferentes materiales, configuraciones, diámetros y cuchillas. El material consta de espirales continuos separados a distancias que son determinadas por su diámetro y configuración.

 

PASO 1

Determinar el número de rollos a utilizar en cada sección del cercado. Esto dependerá del tipo de concertina que se haya elegido, ya que cada rollo puede alcanzar desde los 8 hasta los 15 m de distancia.

 

PASO 2

Colocar sobre el cerco los rollos de concertinas, sujetándolo al poste inicial en la parte inferior y superior.

 

PASO 3

Una vez colocado el rollo de concertina sobre el poste donde se desea instalar, es necesario fijar a la abrazadera superior e inferior del poste, con el fin de que la concertina quede sujeta.

 

PASO 4

Una vez sujeto la concertina al poste, el siguiente paso será tensar el alambre superior (en este punto puede colocarse alambre de espino o concertina CT 10 o concertina CT 22) y que estos queden colocados paralelamente y de forma horizontal a la base del cerco, utilizando el tensor de alambre. Una vez realizado este paso, repetir con los alambres restantes.

 

PASO 5

Una vez tensados los alambres, y utilizando estos como sujeción de la concertina, deberá distribuir los rollos de concertina a una distancia de 6 a 10 metros entre sí (siempre dependiendo de la cantidad de espigas que tenga el rollo y la distancia en metros lineales que el material permita cubrir) a lo largo de toda la parte superior del cerco.

 

PASO 6

Distribuidos los rollos de concertinas, sujetar la punta de inicio del rollo entre la abrazadera y el alambre de espino.

 

PASO 7

Una vez llegados a este punto, distribuir la concertina cada 25 cm, una vez que un rollo haya llegado a su fin, deberá sujetar el extremo final del primer rollo con la punta del inicio del segundo, de tal forma que no quede ningún espacio del perímetro sin cubrir, esto es importante, ya que puede ser un punto fácil de sobrepasar por nuestro cercado y nuestra instalación no habrá servido de nada.

 

PASO 8

Con los rollos de concertinas distribuidos a lo largo del cerco. Para que quede totalmente fija y no se produzca ningún movimiento, sujetamos la concertina al cerco a cada 3 vuelta de espiral.

Para este paso es recomendable utilizar alambre galvanizado, ya que es más manejable y su durabilidad es mucho mayor.

  *Fuente: European Security Fencing